El Líbano advierte que no escatimará esfuerzos y hará frente a la "agresión" israelí "a toda costa"

El Ejército libanés se muestra preparado para defender la soberanía del país y su derecho de explotar los recursos económicos que considera suyos.

Las tensas relaciones entre Israel y el Líbano podrían desembocar en un conflicto armado si la pendiente disputa territorial se agudiza aún más. El comandante de las Fuerzas Armadas del Líbano, el general Joseph Aoun, ha advertido de que "el Ejército no escatimará cualquier método disponible para contrarrestar la agresión israelí, cueste lo que cueste".

Asimismo, Aoun ha reiterado un "categórico rechazo" del Ejército a que "el enemigo israelí infrinja la soberanía del Líbano y su derecho sagrado a explotar todos sus recursos económicos".

A principios de febrero, el Líbano firmó los primeros contratos para la exploración de crudo y gas en dos bloques marítimos en el Mediterráneo. Uno de ellos es el denominado bloque 9, de unos 860 kilómetros cuadrados, disputado con Israel.

En vísperas de la firma de los contratos, el ministro de Defensa de Israel, Avigdor Lieberman, calificó a finales de enero las intenciones del Líbano como un paso "muy provocativo" y reafirmó que el bloque 9 pertenecía a su país.

El minsitro Avigdor Lieberman

La semana pasada, el líder de la milicia libanesa Hezbolá, Hasán Nasrallah, advirtió que haría frente a Israel en caso necesario e incluso obstaculizaría el funcionamiento de las instalaciones israelíes para la exploración de crudo y gas en territorio disputado si recibiera órdenes del Consejo de Defensa libanés.

El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, expresó preocupaciones este lunes por una posible confrontación en la región. "La peor pesadilla sería si hubiera una confrontación directa entre Israel y Hezbolá", señaló Guterres, y agregó que en este caso "el nivel de la destrucción en el Líbano sería absolutamente devastador".

 

Developed in conjunction with Ext-Joom.com