Разработка платного шаблона Joomla

Olas de calor desde el Ártico a Japón: ¿una señal de lo que vendrá?

 
Olas de calor desde el Ártico a Japón: ¿una señal de lo que vendrá?
 
Según los expertos, las intensas olas de calor, como la que alimentó los letales incendios forestales de Grecia, serán cada vez más frecuentes en todo el mundo debido al cambio climático.
 
31 de Julio, 2018
 
¿Es la ola de calor actual excepcional?
 
Se han registrado altas temperaturas récord en el Hemisferio Norte en las últimas semanas, desde Noruega hasta Japón.
 
Los veranos sofocantes son la norma en Grecia, donde al menos 82 personas han muerto en los peores incendios forestales del país.
 
Pero en el norte de Europa, la reciente ola de calor es excepcional, y la Organización Meteorológica Mundial (OMM) predice que las temperaturas continuarán superando el promedio estacional de Irlanda a Escandinavia y los países bálticos hasta principios de agosto.
 
Este ha sido el mes de julio más cálido durante al menos 250 años en Suecia, donde los pastores nativos de renos sami han estado entre los más golpeados por una sequía sin precedentes y devastadores incendios forestales.
 
Decenas de personas han muerto en Japón en lo que los funcionarios han calificado como una ola de calor “sin precedentes”, mientras que California también ha alcanzado temperaturas récord de hasta 48,9 C en Chino.
 
“En general, tenemos olas de calor en una parte del planeta”, dijo Anders Levermann, profesor del Instituto Postdam para la Investigación del Impacto Climático. “Pero ahora tenemos todo el hemisferio norte caliente, es impresionante”.
 
 
 ¿Es culpa del cambio climático?
 
“Cada evento individual es muy difícil de atribuir directamente a la actividad humana”, dijo el experto en clima francés Jean Jouzel. Pero las altas temperaturas de las últimas semanas “son consistentes con lo que esperamos como resultado del cambio climático causado por las emisiones de gases de efecto invernadero”, según Elena Manaenkova, vicesecretaria general de la OMM.
 
Un estudio publicado en el Boletín de la American Meteorological Society concluyó en diciembre que el calentamiento global era el único responsable de las temperaturas récord mundiales  registradas en 2016, así como de una ola de calor extrema en Asia.
 
Si bien los últimos tres años han sido los más calurosos jamás registrados en la Tierra, “la pregunta más importante es: ¿lo veremos más a menudo si no reducimos las emisiones de carbono?” dijo Levermann. “Y esta es la pregunta,  podemos responder que sí”.
 
Investigadores del World Weather Attribution Project estimaron el viernes, 27 de julio de 2018,  que el cambio climático ha hecho que la ola de calor actual en el norte de Europa tenga más del doble de probabilidades de ocurrir. Pero advirtieron que este era un análisis preliminar, publicado antes del final de la ola de calor.
 
 
¿Qué podemos esperar en las próximas décadas?
 
El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, un panel de expertos de la ONU, advirtió en un informe de 2012 que sus modelos prevén episodios cada vez más intensos de tiempo extremo en las próximas décadas.
 
Incluso si el mundo logra limitar los aumentos de temperatura a dos grados Celsius por encima de los niveles preindustriales según lo acordado en el acuerdo climático de París 2015, los expertos predicen peores sequías, olas de calor, inundaciones y huracanes, y en extensiones más amplias de territorio.
 
Un estudio publicado el año pasado en la revista Nature Climate Change advirtió que incluso al mantenerse en los límites de París, la mitad de la población mundial será vulnerable a olas de calor mortales para el año 2100, en comparación con el 30 por ciento actual.
 
“Cada año vamos a establecer nuevas temperaturas récord de Rusia a Francia a Japón”, dijo Jouzel. Las olas de calor como las que se observaron en 2003, que causaron alrededor de 70,000 muertes en Europa, “corren el riesgo de convertirse en la norma después de 2050 o 2060”, agregó.
 
Y con el aire más cálido y la tierra más seca, los incendios serán cada vez más comunes, pronostican los expertos.
 
Según la Comisión Europea, 2017 fue uno de los peores años de incendios forestales en Europa, con 800.000 hectáreas arrasadas en Portugal, España e Italia.
 
Y el informe PESETA II de la Comisión estima que el área de tierra vulnerable a los incendios en el sur de Europa podría aumentar entre 50 y 100 por ciento durante el siglo XXI, dependiendo de qué tan rápido se calienta el planeta.
 
 
Fuente: tiempo.com

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Developed in conjunction with Ext-Joom.com